Armar un equipo de diseñadores especializados en gastronomía ha sido una de las experiencias más bonitas del Proyecto Cultura Culinaria Margariteña como Eje de Innovación Social (CCMEIS), que adelantamos gracias al auspicio de CAF, Banco de Desarrollo para América Latina, en alianza con Fundefir y Margarita Gastromómica.

Desde hace seis meses un grupo de estudiantes  de la UNIMAR y diseñadores gráficos  profesionales se constituyeron en un voluntariado de creativos listos para conceptualizar y generar la identidad visual de 30 emprendimientos gastronómicos reunidos en el proyecto CCMEIS. A cambio integrarían un plan de formación para especializarse en la comunicación gastronómica. Con el tiempo se autodenominaron Gráfica Lab.

El comunicador visual Ernesto Brito ha estado al frente de la coordinación de este equipo y tras consolidar el diseño de 20 identidades visuales de emprendimientos gastronómicos y de las jornadas de formación Empaquétate I y II, facilitadas con el tecnólogo de alimentos Carlos Álvarez,  asegura que ha sido gratificante el trabajo en equipo, planear en colectivo, entender cómo se procesa y construye la historia de una marca,  a partir de entrevistas al  cliente, vivir la relación, reconocer lo amplio de la profesión del diseñador gráfico y su rol en la sociedad. “Esta dinámica ha permitido que un grupo de estudiantes con muchas ilusiones  dialogue poco a poco con la realidad de ser un diseñador”.

La meta es lograr el diseño de las identidades visuales de todos los emprendimientos del proyecto y participar en jornadas formativas sobre empaque y lenguaje gastronómico. Una exposición gráfica mostrará la evolución del trabajo y los protagonistas compartirán con el público la historia de su encuentro en este colectivo llamado Gráfica-Lab.

En la foto participan en conversatorio con la Chef Maria Fernanda Di Giacobe y la diseñadora Gisela Viloria